Diseño de Indumentaria. Ariel Quintana: un grande de la alta costura

Desde muy chico vendió ropa para ganar su propio dinero. Tuvo negocios en Chile y se perfeccionó en Nueva York. Actualmente tiene un importante local de moda en la calle Arístides Villanueva, donde atiende a clientas de Mendoza y otras provincias. Ha realizado gran cantidad de desfiles y vestido a destacadas modelos argentinas.

Ariel Quintana tiene una agenda muy apretada. Durante gran parte de sus jornadas atiende en su local de calle Arístides Villanueva a mujeres que necesitan vestidos para eventos y fiestas importantes.

En medio de sus tareas habituales, el diseñador top nos recibe y comienza a contarnos la historia del chico que quería ser cirujano plástico y se convirtió en uno de los referentes de la moda de nuestra provincia.

-¿En qué momento de tu vida te vinculaste a la moda?

-Empecé desde muy chico. Fue casi sin querer. Originalmente quería ser cirujano plástico, pero de golpe comencé a vender ropa. Una amiga de ese momento me ofreció hacerlo y lo tomé como una opción para ganar plata. Siempre me gustó mucho el comercio. Me daban la ropa en consignación y eso hizo que me vinculara con mucha gente. Me iba muy bien. A la alta costura me dedico desde hace 22 años.

-¿Y a qué edad empezaste a diseñar?

-En ese momento de la venta de ropa me ofrecieron hacer un desfile en San Martín. Yo todavía iba a la secundaria. Teníamos la ropa para producirlo, pero faltaba un vestido para la última pasada. Lo que yo vendía era ropa mucho más sport como jeans, remeras, etc…   La verdad es que nunca había confeccionado un vestido, pero lo dibujé y me puse en campaña para hacerlo.

Era un vestido negro, que tenía bordada la línea de hombros. Era corto, pero elegante. Llevé el diseño a una modista y empecé a preguntar qué telas compraba y cómo podía hacerlo. Finalmente hicimos el vestido, se presentó en el desfile y se vendió rápidamente.

-¿Alguien en tu familia se había dedicado al tema de la ropa?

-No. Eran todos comerciantes. Mi viejo tenía bodegas y viñas.

-Y de a poco comenzaste a desarrollar tu pasión por la ropa…

-Me nació por una cuestión comercial. Vi una forma de ganar dinero sin tener horarios. Y eso, a los 18 años, era una gran ventaja.

-¿Podías estudiar diseño de indumentaria en ese momento en Mendoza?

-No había ninguna universidad en Mendoza para eso. Pero con el tiempo fui tomando clases con gente que se dedicaba a la confección. Iba a talleres de especialistas en confección y eso me permitía ir adquiriendo conocimientos. Primero lo hice acá en Mendoza y luego en Nueva York. Ahí estuve yendo y viniendo durante un tiempo.

-¿Cuándo pusiste tu primer negocio de ropa?

-En el tiempo en que estaba trabajando muy bien en Mendoza me ofrecieron poner un negocio en Chile. Me había hecho muy amigo de un matrimonio de allá que tenía una zapatería y me ofrecieron armar un negocio. Así fue que abrí en San Antonio, un lugar que queda a dos horas de Santiago de Chile. Ahí me empezó a ir muy bien.

Tenía mucha ropa, sobre todo diseñaba. Y al mismo tiempo viajaba a Mendoza y también vendía esa ropa que hacíamos allá. Llegaba con valijas y se vendía todo en un par de días. De todas maneras al tiempo me volví de San Antonio porque no me gustaba mucho el lugar. Después de eso también estuve un tiempo con un negocio en Santiago de Chile, pero finalmente decidí regresar a Mendoza.

-¿En qué lugar de Mendoza pusiste tu primer local?

-Tenía un local muy chiquito en Dorrego, que quedaba en la calle Guayaquil y Adolfo Calle. Con todo el aprendizaje adquirido en Nueva York comencé a sacar mi línea de ropa y tener colecciones anuales. Eso fue hace 22 años, justo el momento en que empecé con la alta costura.

-Estabas finalmente afincado en la provincia…

-Claro. Y al poco tiempo se empezó a comentar que había un negocio nuevo, con muy buenas cosas. Mendoza es muy chico y el rumor corrió rápido. Así es que al poco tiempo empecé a tener muchas clientas nuevas. Buscaban vestidos de novias, de fiestas y para casamientos. Lo importante es que yo, a esa altura, ya estaba preparado para recibir tanta gente. No obstante seguía adquiriendo conocimientos.

-¿Se podría decir que en ese momento te llegó la fama?

-Puede ser. Además en ese tiempo estaba en un programa que se emitía los sábados al mediodía por Canal 7. Se llamaba “Habitar”. Ahí estaba con Viviana Carcereri, Mariana Di Leo y un conductor del cual no recuerdo el nombre. En el programa armábamos un mini desfile y yo daba algunos tips de moda.

-¿Tuviste que agrandar el negocio de Dorrego?

-La verdad es que la repercusión del programa de la televisión fue impresionante. Y al tiempo me mudé al barrio Bombal. Ahí empecé a atender clientas de San Rafael, San Juan, San Luis y La Rioja, por ejemplo.

-¿Tenés idea de cuántas novias has vestido hasta hoy?

-No, y es una lástima no haber llevado ese número. Son muchísimas. Hemos llegado a tener que hacer hasta 17 vestidos de novias para un mismo fin de semana.

-¿Cuál es tu fuente de inspiración para diseñar?

-Muchas veces los viajes me ayudan a inspirarme. De todas maneras estoy casi todo el tiempo pensando en diseños. Pero el hecho de viajar y ver culturas distintas ayuda al proceso creativo.
-¿Has tenido la oportunidad de mostrar tus diseños en otros países del mundo?

-He hecho desfiles en Los Ángeles (Estados Unidos) y el año pasado estuve con Colombia con bastante éxito. Y también he tenido muchos en Mendoza y otras provincias de nuestro país.

-¿Cómo es la mujer mendocina a la hora de vestirse?

-La moda en el mundo se rige por la alta costura. La alta costura es el corazón y por eso late la moda. De ahí salen todas las tendencias. De todas maneras la argentina es una moda totalmente particular y la mendocina lo es más aún. A la argentina en general le gusta verse sexy, mostrar su cuerpo, subirse a tacos muy altos y ser la mejor vestida de una fiesta. La mujer argentina es sensual y provocativa. Tiene todas las condiciones que debe tener una mujer.

-¿Qué es lo que no debe faltar en un vestidor de una mujer?

-Siempre deben tener un vestido negro, tranquilo y normal. También cosas básicas. Como un trajecito del cual no se cansen y que puedan usarlo tanto a la noche como a la mañana para una reunión. Y por supuesto tienen que tener un par de jeans, lo cual les permite ir al supermercado y también al cumpleaños de una amiga. Esas son las prendas básicas que deben tener e ir rotando.

-¿Qué viene en materia de moda para 2013?

-Lo que se usa son las hombreras, vuelven a estar a la moda. Como en los ’80, pero más chicas. También abrigos cuadrados. Y el color que más se va a usar es el uva. También sus contrastes, como el fucsia y el turquesa.

-¿Alguna vez imaginaste que ibas a lograr todo lo que has logrado en tu profesión?

-Creo que siempre sé adónde quiero llegar. No empiezo nada si no tengo claro hacia dónde voy. Si hubiera sido cirujano plástico me hubiera propuesto ser el mejor y lo mismo si hubiera elegido ser mecánico.

Lo que nunca imaginé es que iba a desarrollar un dibujo y que eso después iba a quedarle perfecto a las clientas. Nunca imaginé que iba a generar esas caras de satisfacción. O que alguien me diga que nunca se había sentido tan bien vestido. Pero sí me imaginé que no me iba a quedar donde había empezado. Además estoy seguro de que todavía me quedan muchas más cosas por lograr.

-¿Qué es lo que más disfrutás de tu día a día?

-Principalmente disfruto de lo que hago, no me imagino haciendo otra cosa. Y estoy mucho con mi familia. Con eso me nutro de energías durante todo los fines de semana. No podría estar sin mis hijos y mi pareja. Creo que sin afectos no se puede vivir. Además soy muy amiguero.

Y también tengo mucho amor por el prójimo y trato de ayudar desde donde puedo. Muchas veces viene gente que tal vez no puede pagar un vestido y colaboro para que pueda hacerlo.

Fuente: losandes.com.ar

Esta entrada fue publicada elViernes, abril 19th, 2013 at 16:57 y está guardada bajo Blog Moda y Diseño. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través de la RSS 2.0 feed. Usted puede dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio. Ambos comentarios y pings están actualmente cerrados.

Publicado por: Depto. de Comunicación