Indumentaria casual de Rosario

Nacida en el corazón de la ciudad de Rosario, la firma reconvirtió su negocio al sumar la colección masculina. Planea facturar más de $ 20 millones este año.

El mérito más importante que de la marca es la perseverancia de los fundadores en mantenerla vigente y no quedarse en los booms que vivió la ciudad de Rosario como así también evitar que caiga con algunas de las crisis del país”, señala Daniel Cattan, CEO de Sólido Inc desde 2007, la firma santafesina de indumentaria que emplea a 450 personas. Fundada en 1992, fue pensada como una marca de moda para el interior del país. Este año, proyecta facturar más de $ 20 millones. 

Hace seis años, el ejecutivo, junto a su hermano José, integrante de una familia vinculada a la industria textil desde hace tres generaciones, se asoció con Daniel Marrochi y David Bargut, los fundadores de Sólido Inc.

La relación había comenzado mucho antes, entre viajes al exterior para ver colecciones de moda y las visitas a Rosario, que realizaba el empresario porteño. La fábrica de los hermanos Cattan abastecía de indumentaria a los socios rosarinos. El primer paso de la nueva sociedad fue reposicionar la línea de hombres a partir de ese año. Para eso, el equipo de trabajo encargado de las colecciones, liderado por los fundadores, se inspiró en la moda internacional y desembolsó u$s 1 millón -fondos propios-, principalmente, en nuevos productos.

En su planta de Capital Federal, Cattan produce más del 60% de las 200.000 prendas que, por temporada, comercializa Sólido. El resto se genera en la planta de Marrochi y Bargut, en Rosario. A su vez, los hermanos Cattan abastecen a otras marcas desde su planta porteña.

Los fundadores retienen la administración de los más de 20 locales, entre propios y franquicias, principalmente, ubicados en la provincia de Santa Fe.

A pesar de que la firma tiene un local exclusivo en la calle Córdoba, en Buenos Aires, el foco está puesto en el interior, donde canaliza el 80% de sus ventas a través de locales multimarcas. “La competencia en Buenos Aires es muy agresiva y la inversión que hay que hacer para competir es muy grande, por eso el foco sigue estando en el interior”, aclara Cattan.

La marca tiene sólo 40 empleados pero, si se suman las dos plantas industriales, el número se acerca a 500 colaboradores. La distribución en el interior se realiza a través de representantes, principalmente en el Litoral, donde es más fuerte.

En estos seis años, la producción en cada colección creció de 150.000 prendas en 2007 a 200.000, totalizando más de 400.000 productos por año. Las zapatillas tienen un peso importante en este mix, quedándose con el 30% de la facturación. El abanico de consumidores oscila entre adolescentes de 18 años hasta adultos de 45. A pesar de que el foco de la marca, inicialmente, estuvo puesto en las mujeres, hoy, las ventas se reparten equilibradamente entre los dos sexos.

“En materia de inversión y facturación, la idea es mantener los niveles actuales”, señala el CEO. Pero la empresa está abierta a ampliar la red comercial a través de franquicias.

Fuente: cronista.

Esta entrada fue publicada elJueves, agosto 29th, 2013 at 17:23 y está guardada bajo Blog Moda y Diseño. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través de la RSS 2.0 feed. Usted puede dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio. Ambos comentarios y pings están actualmente cerrados.

Publicado por: Depto. de Comunicación