Esta semana estuvimos trabajando sobre un caso que entusiasmó mucho al blog team y en el que apareció un sinfín de ideas. Al comenzar la semana, Sole nos contó que necesitaba transformar un cuarto en el futuro dormitorio de su primer hijo. Nuestra anfitriona necesitaba resolver algunos puntos muy importantes, como la mejor distribución y los muebles de guardado necesarios teniendo en cuenta las características del espacio.

Vayamos contestando las dudas de Sole en base a lo que nos fue planteando en su pedido:

•Lo mejor será respetar la estructura actual. Ubicá la cuna enfrentada a la puerta de acceso, con el doble beneficio de estar más en contacto con el bebe al abrir la puerta y manteniéndola alejada de la ventana para evitar las corrientes de aire en invierno y el sol o la luz excesiva en verano.

•En cuanto a los muebles, tenemos que tener presente las medidas del ambiente. Ubicá sólo lo necesario para que el espacio no quede saturado de elementos.

•Si la idea fuera sumar lugares de guardado, elegiría una cómoda que sirva como cambiador, lugar de apoyo y hasta como mesa de luz. Si además fueran necesarios más lugares para guardar, deberían ser lo más abiertos posibles, por ejemplo, estantes flotantes. La incorporación de otro placard achicaría mucho el cuarto y a futuro sería una complicación.

 

REFERENCIAS: Una alfombra circular para dar cierto movimiento al espacio utilizado como zona blanda a futuro. | 2.Un sillón tipo mecedora, ideal para acompañar al bebé. | 3. Habrá que tener muy en cuenta el tipo de cortina y el dispositivo de seguridad que se incorpore sobre la ventana. | 3. Acá, la cómoda, ideal para guardado y para cambiar al bebe. | 4. Sobre este lugar podrá ir una cuna tradicional o funcional.| 5. Sobre este muro se podría aplicar el papel que nos mostraba Sole.

EN BÚSQUEDA DEL ESTILO NÓRDICO

•El color: como la base es la luminosidad, el blanco manda. Como complemento, algunos tonos suaves que contrasten e incluso acromáticos (blanco, gris, negro) o toques en tonos con más personalidad.

•El material: maderas claras como la Haya y el Abedul, entre otras, y con tratamiento natural. Otra opción son las piezas laqueadas en blanco.

•Los géneros: los protagonistas son los que tienen una buena trama en su tejido, como el lino, algodón o lana. Los diseños suelen ser geométricos.

QUE LA DISTRIBUCIÓN ACOMPAÑE EL CRECIMIENTO

* En los primeros 6 meses el cuarto debe estar pensado para que la madre pueda desarrollar cómodamente todas las actividades relacionadas con el bebe, teniendo todo a mano. Un lugar para descansar alejado de la corrientes de aire y la luz directa del sol , un sector para cambiarlo, un sillón para amamantar o cuidarlo.

* A partir de los 6-7 meses se incorporará una zona blanda de juegos que se puede crear con una alfombra (antiácaros y que sea de fácil limpieza) y almohadones.

* La iluminación deberá estar compuesta por una luz general útil para el desarrollo de las actividades cotidianas y una ambiental muy tenue, para no interrumpir el descanso y poder acceder sin necesidad de utilizar la luz general.

* En cuanto a la ambientación, es ideal utilizar formas simples que estimulen al niño y los colores que se elijan favorezcan el descanso. Los móviles son decorativos y crean un punto de atención para el bebé que, al estar acostado, tiene una visión del espacio diferente a la nuestra..

Fuente: espacioliving.com