img1
 

Skip to Content

Blog Archives

Estos son los perfiles más buscados en el área salud

Enfermeros profesionales y técnicos de algunas especialidades escasean en el mercado laboral de la salud.

Los técnicos en anestesia, anatomía patológica, esterilización y hemodinamia y los licenciados en enfermería son los perfiles más difíciles de encontrar en el mercado laboral de la salud. También surgen dificultades cuando se trata de profesionales para áreas de terapia intensiva o de emergencias.

El crecimiento del sector, la aparición de nuevas tecnologías y especialidades y el desconocimiento de la existencia de algunas carreras se cuentan entre las causas que, señalan las empresas, explican este fenómeno de escasez. Por eso, desde las áreas de recursos humanos, se apunta a la capacitación y al desarrollo interno del talento.

«Varias de esas tecnicaturas no resultan atractivas para los jóvenes y, en muchos casos, hay desconocimiento de su existencia y salida laboral«, opina Fernando Demarchi, director de Recursos Humanos del CEMIC. Por otra parte, agrega, «el sector tuvo un fuerte crecimiento, lo que elevó la demanda de estos profesionales y es un sector con trabajo de 24 horas por 7 días, lo que aumenta la necesidad de personal, ya que cada puesto debe ser cubierto por varias personas en los distintos días y horarios. Incluso en algunos casos son necesarias 6 personas para un mismo puesto», señala.

«Las empresas de salud tienen una dinámica especial y un objetivo muy particular. No es un “negocio” cualquiera», dice, por su parte, Cintia Balboa, gerente comercial de RAET, una compañía de software para recursos humanos que desarrolla soluciones en la nube para este sector específico. Que el objetivo sea mejorar la salud de la gente genera, para Balboa, una complejidad particular a la hora de encontrar personal idóneo para cada una de las funciones y especialidades y de brindar la remuneración correspondiente «que depende de muchas más variables que el común de las empresas».

«Sabemos que la demanda en al industria es alta tanto en los sectores asistenciales como en los de servicios«, dice Carolina Casco, jefa de Ventas de Empleos Clarín que creó un sitio específico de búsquedas para el sector. «En los primeros, porque se necesita mayor formación, como en el caso de los enfermeros. En los segundos, porque los postulantes no siempre ven como primera opción trabajar en el rubro de salud porque desconocen los beneficios o las posibilidades de crecimiento que ofrecen las empresas», detalla.

Enfermería

Mientras que en las carreras técnicas hay pocos egresados, lo que dificulta conseguir profesionales, el caso de la enfermería es distinto: es una carrera conocida y con gran cantidad de graduados. Sin embargo, la demanda es tan alta que no llega a satisfacerse. «Como es una profesión de pleno empleo muchos trabajan dos turnos por día o, incluso, si alguien quisiera podría trabajar los siete días de la semana tomando los francos», describe Hernán Sandro, gerente de Personal de Hospital Alemán y director de la carrera de Relaciones del Trabajo en la UBA.

Una de las causas de la falta de profesionales en el rubro se relaciona con que «en el imaginario social es una carrera no jerarquizada«, dice Sandro. «Se desconoce el rol del enfermero, que realiza desde tareas de fármaco vigilancia a manejo de equipamiento costoso y requiere de una alta capacitación en aspectos específicos», dice el ejecutivo.

 

«La profesión está socialmente desvalorizada», opina, en el mismo sentido, María Victoria Aostri, gerente de RR.HH. del Hospital Italiano de Buenos Aires. «Sin embargo, es un rol que está profesionalizado: hay que dar a conocer más qué es lo que hace un enfermero», agrega y explica que el fenómeno de escasez es internacional.

Para contrarrestar este escenario, las empresas apuestan a la capacitación: «Tenemos especializaciones y una oferta específica para enfermería a través del Departamento de Docencia e Investigación interna de ese área que trabaja en la capacitación de los profesionales», cuenta Paula Márquez, coordinadora corporativa de Empleos de Swiss Medical. Por otra parte, agrega, «estamos constantemente en la búsqueda de profesionales para tener back up y procuramos el crecimiento interno para búsquedas de orden jerárquico, como supervisores y coordinadores».

La capacitación permanente es valorada por los profesionales del sector. En el CEMIC trabajan en la formación de algunas de las profesiones en falta a través de su Instituto Universitario. «Por otra parte, en conjunto con el INET, se está avanzando en acuerdos para incrementar fuertemente la formación de estos perfiles en los próximos años», dice Demarchi.

En el Hospital Alemán existe un sistema de becas para que los enfermeros profesionales puedan hacer la licenciatura. «También a mucamas y camilleros que quieran trabajar en enfermería los becamos y los ayudamos en su crecimiento», cuenta Sandro, que enfatiza que, además de la capacitación, es importante la contención: «Nuestra gente tiene que cuidar a otros, por eso tiene que sentirse cuidada», apunta.

 

También el Hospital Italiano beca a los enfermeros para que terminen la licenciatura y les da capacitaciones internas. Por otro lado «los pases de un área de internación general a una área crítica, que les permiten estar en contacto con casos que no son comunes de ver o con tecnología de última generación, representan un desafío que a las generaciones más jóvenes les resulta atractivo«, señala Aostri

Fuente: clarin.com

LEER MÁS

Dónde quieren trabajar los jóvenes

Statista nos ofrece un nuevo gráfico de los sitios en los que preferirían trabajar los jóvenes de la generación Milenio, basado en un informe de YouGov. Destacan empresas relacionadas con las tecnologías y la web.
chartoftheday_4624_the_brands_millennials_most_want_to_work_for_n
LEER MÁS

Coaching ejecutivo: el arte de pensar en voz alta

Profesionales y directivos se vuelcan hacia esta práctica para encontrar caminos que los lleven a una experiencia laboral más rica y más acorde con sus necesidades y expectativas

De vez en cuando, en las organizaciones, los ejecutivos abren su corazón, exponen su alma y quedan voluntariamente desnudos ante un interlocutor. Tal vez esta descripción de una sesión de coaching es un poco extrema, pero no del todo errónea. Cada año cientos de profesionales y directivos encaran procesos de coaching en sus organizaciones para generar un cambio y, para eso, se comprometen a revisar sus visiones y acciones.

«No es consultoría, consejería ni psicología. No se le dice a la persona lo que debe hacer. Las personas van construyendo sus respuestas durante el proceso de coaching. Van apareciendo nuevas miradas que permiten producir acciones diferentes», dice Alejandro Marchesán, presidente de la Asociación Argentina de Profesionales del Coaching (AAPC) y Master Coach Profesional de esa asociación. Lilian Maitino, vicepresidente del capítulo argentino de la International Coach Federation (ICF), miembro del Consejo de Líderes de Latinoamérica de la federación y master coach de Newfield Network, agrega que en la federación aún no consideran que el coaching sea una profesión sino una práctica, pero que trabajan para cambiar esa situación.

«Para formarse hay que recurrir a una escuela avalada por alguna asociación de coaches, donde el curso tenga cierta duración y ofrezca prácticas. Trabajamos con personas y no puede haber riesgo de causar algún daño psicológico o abuso. Me parece una falla de responsabilidad de los organismos gubernamentales que la profesión no esté regulada», advierte Cristina Oneto, coach certificada por ICF y en Newfield Consulting.

«Hay quienes se hacen llamar coaches y no lo son. Practican una técnica absolutamente conductista, casi de lavado de cerebro, que no tiene nada que ver con el coaching. El coach no les dice a las personas qué tienen que hacer. Los ayuda a reflexionar para que encuentren soluciones por si mismas. Estimula su creatividad y el conocimiento de sus fortalezas», señala Oneto.

Daniel Rosales, ex presidente y director de Relaciones Institucionales de la AAPC, dice que, entre otras, las competencias de un coach refieren a la integridad y ética de su comportamiento, a su capacidad de logro de resultados observables y hacerse cargo de las consecuencias de su accionar responsable. Para la ICF debe lograr generar un vínculo de confianza e intimidad con su cliente, ejercer la escucha activa y la comunicación directa, planear y determinar metas y gestionar el progreso, entre otras habilidades.

Por el contrario, realizar preguntas desde las propias interpretaciones, manipular, empujar hacia la acción y juzgar su accionar o su ser son claros errores de ejecución de la práctica profesional. Los coaches poco duchos pueden cometer errores como no distinguir un cuadro psiquiátrico para poder derivarlo. «En las empresas pueden llegar a hacer lío generar resentimiento porque los problemas no se terminan respondiendo. O generar falsas ilusiones. También pueden exponer a las personas a tener conversaciones no convenientes con sus jefes. Y no distinguir dominios ni líneas de autoridad», dice Maitino.

Hace tres años, los códigos de ética la International Coach Federation (ICF) y la AAPC fueron mancomunados. Entre otros artículos, la norma manda a explicar claramente de qué se trata el coaching antes de empezar el proceso y a tratar los registros generados durante la actividad de manera que no pongan en riesgo la confidencialidad, seguridad y privacidad de los clientes. Si surgen conflictos de intereses, los coaches deben exponerlos abiertamente y proponer retirarse de la relación. El código señala que se debe aceptar «el intercambio de servicios, bienes u otra remuneración no monetaria únicamente si no afecta la relación de coaching». El coach de respetar el derecho del cliente a finalizar el proceso de coaching y aconsejarle que busque servicios de otros profesionales cuando sea necesario. Y, según la norma, el profesional no puede involucrarse «sexualmente con ninguno de sus clientes ni patrocinadores».

En la ICF, cuando hay dudas sobre las actuaciones de los coaches, es posible solicitar pedidos de revisión. Cuando el tema es más grave escala a la asociación madre.

Fuente: lanacion.com.ar

LEER MÁS

2016 renueva las tendencias en Diseño Gráfico

El diseño gráfico es como la energía: ni se crea ni se destruye, sino que se transforma. Evoluciona como disciplina artística que busca renovarse en todos sus ámbitos.

LEER MÁS

Wedding planner, una profesión que crece año a año

Los motivos pueden ser varios: porque no tenés tiempo de ocuparte de la organización, desconocés cómo armar la fiesta o porque el casamiento será en un lugar muy lejos de tu casa. La idea es que el encargado de planear ese día tan especial se haga cargo de todo y los novios se preocupen sólo en disfrutar.

LEER MÁS

Errores de ortografía que no se perdonan en un CV

Mis antesedentesestan a dispocision.., Haspiro a una remunerasión de., Mi objetibolavoral es.. La lista de ejemplos puede prolongarse indefinidamente. Al buscar trabajo, hay un axioma que no debe olvidarse: «todo comunica». Y eso, claro, incluye la redacción del CV. Un currículum mal escrito, con errores de normativa o fallas en el tipeo, asusta al posible empleador.

Hace unos años, el empresario inglés Charles Ducombe (director de sitios online de viajes, celulares y ropa) hizo un análisis en la Web y descubrió que con una mala ortografía las ventas podían caer hasta 50%. Por eso, dijo que uno de los factores que evalúa al contratar personal es la buena redacción, que otorgará mayor credibilidad a su sitio.

Si se lee una opinión escrita correctamente y otra con errores de normativa, automáticamente uno tiende a aceptar como válida la primera. Por eso, muchas empresas están invirtiendo en capacitar a sus empleados y los envían no solo a clases de redacción corporativa, sino también a cursos de ortografía. Es que con los mails y las redes sociales internas, en las compañías, la buena ortografía pasó del ámbito privado al público. Resulta inaceptable que alguien en un cargo de mediana o alta responsabilidad no escriba correctamente.

«Mi objetivo laboral, es que la organización saque lo mejor de mi, teniendo como meta principal trabajar en ONGs». Al analizar en detalle esta oración, se encuentran varios errores que, por repetidos, ya no asustan. Primero: ¡evitar la coma entre sujeto y predicado! La coma antes de «es» responde a una pausa en el discurso oral, que no debe llevarse a la escritura. Segundo: ¡recordar el uso de la tilde diacrítica! «Sacar lo mejor de mí» debe llevar tilde en el pronombre personal. Tercero: evitar los gerundios. La mayor parte de las veces, los gerundios como «teniendo» están mal usados. Cuarto: las siglas no tienen plural. Oraciones cortas, ideas claras y, sobre todo, recordar que no se escribe como se habla.

Hay errores y horrores, hay diferentes contextos comunicacionales. Nadie espera lo mismo de un mensaje de WhatsApp que de un mail corporativo y hay trabajos en los que la excelente redacción no resulta fundamental. Pero hoy más que nunca la buena ortografía se ha convertido en sinónimo de prestigio social, de buena educación. Y esto, muchas veces, marca la diferencia entre conseguir o no una entrevista laboral.

Coordinadora del departamento de Desarrollo Profesional de la UP

Fuente: lanacion.com.ar

LEER MÁS

Solución 320: mirá la propuesta para renovar un living con color

Esta semana tuvimos un caso muy especial. Adriana nos consultaba en pos de buscar ideas para renovar las paredes de su living. Entusiasmado con la idea, el blog team no sólo le dio algunas soluciones, sino que también sumo propuestas para renovar el espacio.

Analizando el espacio vemos que, si bien a simple vista resulta un ambiente sin fisuras, quizás se le podría dar una «vuelta de tuerca» para mejorarlo aún más.

Viendo en detalle cada una de las imágenes que nos envió nuestra anfitriona, vemos que es un ambiente muy ecléctico y que contiene elementos de distinos estilos: desde el Provenzal pasando por contemporáneo en los sillones LC 1, hasta lo rústico de la consola y la mesa confeccionada en base a pallets.

En cuanto a las paredes, la mezcla del ladrillo y el color rojo sobrecargan de información al ambiente aunque ambos compartan un mismo tono. Al ser superficies de texturas diferentes terminan compitiendo demasiado entre sí.

Todo esto tiene ventajas y contras porque genera via libre para encarar el estilo y los detalles que se incorporen a futuro. Pero sin una idea clara de fondo también pueden conducir a un espacio visualmente desorganizado.

LA BÚSQUEDA DEL EQUILIBRIO PERFECTO

•La mejor opción para los muros es apostar al blanco. Su efecto será de integrador espacial junto con la cocina, acentuando a la vez la comunicación visual de ambos.

•Habrá que seguir el mismo criterio con el color de los perfiles en «L» de la circulación del entrepiso y la escalera junto con el de las vigas, continuando siempre con el color negro. No sólo va a resulta integrador, también le dará cierta neutralidad y contemporaneidad al espacio.

•Si bien el estilo es muy descontracturado, trataría de hacer una selección de los objetos que se vayan a mantener en el ambiente para bajar un poco la carga visual que se percibe; hacia la cocina se ve mucho más despejado.

•Si la idea es conservar los elementos que se encuentran sobre la pared, podrían organizarse en un mismo lugar y sobre una superficie que sea más lisa.

•Otra alternativa para integrar los muebles de diversos diseños, estilos y épocas es elegir colores similares para encontrarles un punto en común. Tal vez apostaría a una paleta basada en los colores tierra, teniendo en cuenta el color del cuero de los sillones de un cuerpo.

Con estas pautas creo que Adriana puede lograr una gran diferencia en su casa. A todos, gracias por sus aportes y buena onda

Fuente: espacioliving.com

LEER MÁS

Cómo ganar dinero haciendo lo que te gusta

Uno de los principales riesgos que se corren al convertir el pasatiempo en negocio es no completar la transición de aficionado a profesional.

Parece un sueño maravilloso: ganarse la vida haciendo lo que tanto nos gusta. . . ¡hasta lo haríamos gratis! Una manera de que ese sueño se haga realidad es convertir su pasatiempo en un negocio. Un paso vital consiste en determinar la verdadera viabilidad comercial del pasatiempo. Tal vez su diversión preferida deja boquiabiertos a amigos y familiares, pero cuando se trata de dinero, ¿serían capaces de sacar su chequera y pagarle por continuar con su pasatiempo?

Kenny Burts, de 42 años, aprendió a hacer pays de limón a mediados de los ochenta porque le fascinaban. Casi todo el que probaba sus postres le decía que debería venderlos. No obstante, antes de empezar su negocio hizo mucha investigación para determinar si verdaderamente había un mercado para sus pays de limón, cómo podía llegar a él y qué necesitaba saber para lograr una producción de gran volumen y gran calidad. Así fue como en 1989 inició Kenny’s Great Pies, en Georgia, como un negocio de medio tiempo, elaborando alrededor de 100 pasteles por semana. Hoy en día, su empresa entrega mil 500 pays diariamente y espera que sus ventas a la industria de los servicios alimentarios sea de US$2 millones este año.

“Se debe hacer la tarea y pensar con la cabeza y con el corazón, además de asegurarse de qué es lo que quiere la gente”, dice Burts.

¡Decídete ya!

Después, determina si su producto ha tenido demanda por tiempo suficiente como para garantizar un negocio rentable. Burts se ha dedicado a hacer exclusivamente pays de limón durante los últimos diez años, y apenas ahora está investigando cómo ampliar su línea para incluir otros productos de limón y, tal vez, pasteles de otros sabores. Sin embargo, los pays de limón son un producto de consumo que se adquiere una y otra vez. “Si tu pasatiempo es producir un artículo que representa una compra única, no es probable que dure mucho si eso es lo único que va a ofrecer”, dice Paul Stiffler, presidente de Heritage Toys and Collectibles en Maine. Si vendes al mayoreo, necesitas entender que los minoristas sólo pueden tener una cantidad limitada de inventario, y que con regularidad deberás sustituir por producto nuevo lo que no se haya vendido.

El pasatiempo de Stiffler mientras convalecía de un grave accidente de trabajo fue tallar madera. Su recuperación tomó casi cinco años, durante los cuales decidió hacer algo que le encantaba para volver a trabajar. Su pasatiempo de “entretenerse tallando madera” pasó a ser la fabricación al mayoreo de juguetes finos, muebles y accesorios de madera. Según Stiffler, la clave de su éxito radica en la abundancia de ideas y en su habilidad para desarrollar nuevos artículos constantemente, de manera que sus clientes al menudeo siempre regresan para echar un vistazo a sus creaciones más recientes.

Decidirse a convertir un pasatiempo en negocio es fácil, dice Bob Rock, presidente de Lone Peak Productions, una empresa de producciones de video, películas e imágenes en Salt Lake City que se derivó del interés de Rock por la fotografía. Con un pasatiempo, se hacen las cosas cuando se tienen ganas, y si no se tienen, pues no pasa nada. Con un negocio las cosas cambian: los clientes dependen de uno; la entrega se tiene que hacer sin importar si se está de buen humor o no.

“Deben considerarse programas de venta, publicidad, compras y contabilidad, y tratar con varias instancias estatales, federales y fiscales. Además, también están las consideraciones sobre el flujo de efectivo y el capital”, puntualiza Rock. Antes de empezar, es muy importante estar conciente de la inversión tanto en tiempo, como en esfuerzo y dinero que demandarán aquellas cuestiones y labores ajenas a lo que tanto le gusta hacer.

Rock había estado trabajado para una tienda de fotografía y dependiendo de clientes comerciales e industriales, cuando se dio cuenta de que simplemente le estaba vendiendo a personas que hacían lo que en realidad él quería hacer. Veinte años después, admite que algunos días se levanta pensando en lo difícil y duro que a veces resulta esta responsabilidad. Pero, qué maravilla poder hacer algo que le encanta y que además le paguen por ello. Rock no duda de que bien vale la pena el esfuerzo.

¿Diversión o negocio?

Uno de los principales riesgos que se corren al convertir el pasatiempo en negocio es no completar la transición de aficionado a profesional. Sin importar el placer que le cause lo que hace, siempre reconózcalo como una operación comercial.

1. Abre una cuenta de cheques independiente para tu negocio. El saldo de tu cuenta de banco es una manera rápida y fácil de ver cómo te va, pero no tendrás una imagen clara si no usas una cuenta que sea estrictamente para los ingresos y egresos de la empresa. Una cuenta independiente a nombre del negocio también te ayuda a parecer más profesional a los ojos de los proveedores.

2. Obtén  una tarjeta de crédito para la compañía. Tal vez no puedas conseguir de inmediato una tarjeta a nombre del negocio, pero al menos cuenta con una tarjeta exclusivamente para los gastos de éste. Esta sencilla forma de comenzar dividiendo claramente las cuentas, te ayudará a mantener sus registros en orden. Y si consigues que la tarjeta esté a nombre del negocio, mucho mejor, pues esto te servirá para formar antecedentes crediticios de su nueva empresa.

3. Mantén registros completos y precisos. Establece un sistema para contar con registros desde el principio, y lo más importante, disciplínate para mantenerlos al día. Utiliza cualquier programa de contabilidad para llevar la cuenta de tus ingresos y egresos, así como para crear un sistema de archivo para los recibos.

Fuente: soyentrepreneur.com

LEER MÁS