img1
 

Skip to Content

Blog Archives

Secretariado Médico: lo digital como herramienta clave

La profesión de secretariado médico abarca la gestión del trabajo administrativo relacionado con los perfiles sanitarios, tanto en hospitales como en clínicas, laboratorios, consultorios o centros de salud. Para llevar a cabo las labores que desempeña este perfil, hoy en día es ineludible conocer las herramientas digitales que agilizan el trabajo, haciéndolo más efectivo ante pacientes y profesionales

Entre las ocupaciones principales desarrolladas en secretariado médico, se encuentran la organización de información, procesamiento de textos médicos y cartas, archivo y recuperación de registro de pacientes, programación de citas, gestión de documentación y listas clínicas, y atención telefónica. No obstante, en esta profesión, el contacto directo con pacientes es evidente, por lo que el perfil profesional también requiere habilidades de ayuda a las personas que lo necesiten, respecto a la aclaración de dudas, así como para tranquilizarlas en los momentos pertinentes. Los cursos de secretariado médico instruyen sobre todas las tareas ejercidas en esta profesión, para capacitar al alumnado en su desempeño.

Además del contacto con pacientes y personal sanitario, en el secretariado médico también se debe mantener vínculo con los visitadores médicos y otros profesionales procedentes del sector. Por tanto, esta labor profesional es amplia y, para realizarla de la manera eficaz, es conveniente disponer de conocimientos generales sobre medicina, farmacología, anatomía y psicología. Dominar el léxico propio del sector, también es un punto a favor para aspirar a un puesto laboral de secretariado médico y realizar un trabajo afín a sus exigencias, ya que la capacidad comunicativa en este perfil es esencial, para no dar lugar a malos entendidos en un ámbito tan serio como es el de la salud.

Por otro lado, tener conocimientos actualizados sobre las herramientas digitales utilizadas en el sector sanitario es un requisito indispensable en secretariado médico, pues éstas permiten una gestión ordenada sobre la información de cada paciente, además de actualizar sus datos e historial clínico con rapidez. Más allá de herramientas o aplicaciones internas propias del puesto de trabajo, estar al día en redes sociales y plataformas online de contacto con otros profesionales sanitarios, es otra vía de apoyo en la carrera profesional de las personas dedicadas al secretariado médico. Para adquirir competencias en el área digital es recomendable realizar cursos online especializados, que dotan del aprendizaje necesario para adaptar el ejercicio de la profesión a las competencias digitales demandadas en el mundo laboral

Fuente

LEER MÁS

¿Cada cuánto tiempo deberías revisar LinkedIn?

LinkedIn es una herramienta que puede sernos de gran ayuda para buscar empleo o como forma de establecer contactos en nuestro ámbito profesional. Pero lo cierto es que hay muchísimas personas que tienen una cuenta creada en LinkedIn de la que se hacen cargo la primera semana y luego se olvidan.

Y lo que es realmente importante es tener presencia constante(sin llegar a ser pesado) en esta red social. Lo recomendable esconectarse y ver qué nuevas peticiones o vistas de nuestro perfil tenemos al menos una vez al día. Una buena hora para hacerlo es alrededor de las 6 o las 7 de la tarde, cuando ya se acerca el fin de la jornada laboral. Es más probable que a lo largo del día hayan podido ver nuestro perfil más profesionales que a las 7 de la mañana.

Además es también una muy buena opción si se quiere sacar todo el partido posible a LinkedIn, descargar su aplicación para smartphone. Activa las notificaciones y de este modo sabrás cuándo hay novedades en tu perfil.

La app es gratuita y tiene una interfaz muy sencilla de usar que te permite utilizar prácticamente todas sus posibilidades encualquier momento y lugar. Puedes aprovechar para ver tus notificaciones cuando vayas en el metro o autobús…

También es bueno mantenerse presente de forma visible, es decir, hacer ciertas publicaciones semanales o diarias,recomendar los contenidos de las páginas a las que «sigues» o validar las aptitudes de tus contactos. En fin, tener una presencia activa y no limitarte a mirar qué pasa o deja de pasar en tu perfil.Comparte artículos relacionados con tu trabajo que te parezcan interesantes una vez al día, intégrate en grupos profesionales… En fin, sácale todo el partido que puedas a tu perfil de LinkedIn y verás cómo da sus frutos.

Fuente: Forbes.es

LEER MÁS